EL CALOR EN EL CORREDOR

5 09 2007

sdssccc.jpg

Cuatro síndromes fundamentales se pueden presentar en el corredor : calambres, agotamiento por calor, golpe de calor e insolación

Aunque pueden presentarse aislados, lo más frecuente es que o exista una separación clara entre ellos y sean, por anto, difíciles de distinguir.

El organismo humano es homeotermo, lo cual significa que ara mantener de una forma constante la temperatura orporal dentro de unos límites tan estrechos (de 36 a 37º ), necesita, ante elevaciones importantes de la emperatura exterior, poner en marcha una serie de ecanismos de termorregulación.

Ante un ejercicio muscular intenso se producen importantes ambios fisiológicos encaminados a disminuir la emperatura corporal y que consisten en una redistribución anguínea hacia la piel (con pérdida de calor al exterior) los músculos, con sobrecarga circulatoria y aumento de la recuencia cardiaca; de la misma manera, ante un mbiente exterior frío se produce un aumento del flujo anguíneo a través de la piel con pérdida de calor. Sin mbargo, si la temperatura ambiental es igual o superior a a corporal, el único medio para disminuir la temperatura orporal es la evaporación por el sudor. El objetivo fundamental es que el organismo trata de refrigerarse en dichas circunstancias.

La eficacia de este sistema de termorregulación va a depender fundamentalmente de varios factores:

  1. La constitución del individuo, sobre todo, del grado de obesidad.
  2. El entrenamiento del sujeto al calor: Adaptación conocida como aclimatación.
  3. El grado de humedad atmosférico: A más humedad aumenta la dificultad para absorber la sudoración roducida.
  4. El viento: Al disminuir la aireación se dificulta la evaporación del sudor.
  5. La vestimenta: más perjudiciales las oscuras y gruesas.
  6. La existencia de enfermedades que dificultan la sudoración: diabetes, alteraciones cardíacas, pulmonares renales.
  7. Enfermedades que cursan con aumento de la producción de calor: infecciones, hipertiroidismo y aquellas que se acompañan de fiebre.
  8. Consumo de ciertos fármacos: sedantes, anfetaminas y antidepresivos, fundamentalmente.
  9. Psicopatías y estados de etilismo agudo o crónico que disminuyen la tolerancia al calor excesivo.

Los calambres por el calor son contracciones dolorosas de la musculatura voluntaria y que habitualmente se presentan tras un ejercicio intenso, en personas jóvenes aclimatadas y entrenadas. Son consecuencia de la pérdida de sodio que se produce por la intensa sudoración en ambientes cálidos y húmedos, con reposición de la pérdida de líquidos pero sin el aporte salino necesario. Paraevitar los calambres por calor, a parte del reposo en ambiente fresco, sería la reposición salina oral con soluciones de rehidratación. Se aconsejará una ingesta mínima de tres litros. En ocasiones (los 100 km en 24 horas) ha sido necesario ingresar a algún corredor, cuando presentaba alguno de estos síntomas: Si persisten y son calambres musculares muy intensos. Si tras análisis sanguíneo se detectan unas cifras de sodio en plasma inferiores a 130 mEq/l. Cuando coexista alguna de las enfermedades de base comentadas y favorecedoras de las enfermedades por calor. En estos casos, se procederá a la reposición salina intravenosa con goteros.

(Fuente: http://www.elatleta.com)


Acciones

Information

One response

19 07 2013
svfsdfsdsd@vxcv.es

los psicópatas regulan el calor de forma diferente? lo que hay que leer… cuánta tontería junta




A %d blogueros les gusta esto: